NOMINA EQUIPO 2

 

Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Lic. En Ciencias Políticas y Administración Pública.

Administración del Factor Humano

  • Cruz García Lorea.
  • Meza Sánchez Griselda.
  • Moreno Vega América.
  • Pérez Castro María Teresa.
  • Meza Méndez Jorge Augusto.
  • Rosas Romero Sergio.

Profesor: Juan Torres Lovera.

Grupo: 2402   Fecha: 22/04/15

¿Qué es Nomina?

Una nómina no es más que un documento salarial que recibe un trabajador de manera mensual. Tiene como finalidad ofrecer una visión detallada sobre el dinero bruto que recibimos menos las deducciones practicadas por aspectos tales como las cuotas a la Seguridad Social o el IRPF.

Aunque todo esto dicho así suena sencillo, teniendo una nómina delante no resulta tan fácil, ¿verdad? Vayamos por partes.

¿Qué encuentro en mi nómina?

Este recibo que se nos entrega a cambio de una actividad por cuenta ajena es una especie de “justificación” que contiene principalmente el salario que ha de percibir un trabajador por realizar un determinado servicio para una empresa.

A) Devengos

En esta tabla se desglosa detalladamente nuestra actividad salarial de un periodo concreto. En primer lugar aparecerá la percepción salarial junto con la extrasalarial. Estos conceptos son los que estructuran nuestra nómina y, conforme a ellos, se realizan las deducciones.

Y para no perdernos en esta primera parte de la nómina antes de empezar… primero aclaremos qué es eso de la percepción salarial (entendiendo “percepción” como la obtención de algo):

En referencia a la percepción salarial, nos estaremos refiriendo al sueldo- dinero- que obtenemos por nuestro trabajo, pero también al “material” que la empresa pone a nuestra disposición para fines particulares y sin ningún coste para que desarrollemos bien nuestra función en la empresa. Esto último será la famosa retribución en especie.

Aclarado este concepto, podremos pasar a entender bien qué incluyen los devengos de nuestra nómina:

  1. Percepción salarial y complementos.

Como su propio nombre indica, sería el sueldo que recibimos por trabajar para una empresa, es decir, el salario base. Este salario viene determinado generalmente por Convenio Colectivo, aunque existen salvedades en aquellos casos en los que el salario queda pactado entre el empresario y el trabajador.

Cabe destacar que esta percepción económica también puede ser abonada mediante retribución en especie como por ejemplo, en el alojamiento o la utilización de un coche de empresa. En caso de ser así, este tipo de salario también nos vendría reflejado en la nómina como tal.

Otro apartado que encontraremos junto a la percepción salarial serán los complementos. Estos complementos se añaden a nuestro salario base por circunstancias personales, por lo que no son de carácter general; cada uno tendremos los nuestros con cantidades diferentes y por consiguiente, marcarán la diferencia.

Entre nosotros; podemos resumir que estos complementos son los que hacen que la nómina de Fulanito sea más elevada que la de Menganito mientras que ambos trabajan en lo mismo.

Dentro de la categoría de complementos, los complementos personales podrían aparecer o no, puesto que, en ocasiones, pueden ser tenidos en cuenta dentro del salario base directamente. Estos complementos vienen determinados por la antigüedad en la empresa y los conocimientos adquiridos tales como e inglés, títulos…

Otros aspectos que estructuran esta sección serían:

  • Tipo de puesto de trabajo. Si trabajamos de noche, o son puestos catalogados como peligrosos, este complemento nos aparecerá en la nómina.
  • Calidad y cantidad del trabajo. Se incluyen aquí las horas extraordinarias o la consecución de objetivos. Sería un complemento de motivación, porque si conseguimos “x” horas de más o lograr un objetivo de la empresa, obtendremos un dinerillo extra.
  • Pagas extraordinarias.
  1. Percepción extrasalarial (o no salarial).

Estas percepciones se perciben por causas necesarias para llevar a cabo la actividad principal, es decir, aquellos gastos que pueden originarse al realizar un trabajo. Aquí entrarían las dietas de viaje para compensar los gastos que conlleva realizar dicho desplazamiento, gastos de locomoción, cantidades indemnizatorias por un cambio de centro de trabajo o localidad o por despido, entre otras.

Con estos tres aspectos, podremos realizar el cálculo del total devengado o bruto que nos corresponde como trabajadores.

B) Deducciones

Finalmente, a todos estos conceptos (que son tan de nuestro agrado), se les descuentan una serie de cantidades a las cuales denominaremos deducciones. Es decir, todo lo que tenemos que pagar por diferentes motivos. Existen muchos tipos de descuentos, pero aquí explicaremos aquellos que son generales a todos los trabajadores.

 

 

 

  1. Seguridad Social por parte del trabajador.

Es un pago que se nos descuenta en torno a un porcentaje que dependerá del sector y el convenio. A estas cuotas de pago, las denominamos cotizaciones. Con esta deducción, por lo general, lo que estamos pagando son:

  • Contingencias comunes: cubre a los trabajadores en caso de accidente, maternidad o enfermedades comunes.
  • Desempleo: orientadas a la ayuda de personas que no tienen empleo, es decir, para ofrecer prestaciones por desempleo.
  • Formación profesional: cuota que pagamos para que la empresa nos ofrezca una formación.

Aquí es importante que tengamos en cuenta nuestro grupo de cotización, puesto que de éste dependerá nuestra base mínima y máxima de cotización a la Seguridad Social.

  1. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Por otro lado, nuestros jefes deben ingresar en Hacienda determinadas cantidades para realizar pagos a cuenta del IRPF. Esta proporción de dinero que “nos quitan” de nuestro salario base está destinado a pagar una serie de impuestos. La cantidad dependerá de nuestro salario.

¿Quieres calcularlo en tu caso?

Este porcentaje irá estrechamente ligado con nuestra situación personal (si estamos casados, tenemos hijos, vivimos solos…) pero también por el tipo de contrato que tengamos y los ingresos obtenidos.

El porcentaje a pagar en concepto de retenciones varía dependiendo de la situación económica en la que nos encontremos.

  1. Otros.

Existen otro tipo de deducciones que no son de carácter general pero que serían debidas a anticipos solicitados a la empresa, indemnizaciones, deducciones por motivos sindicales, ausencias no justificadas…

En este apartado de deducciones, también irán incluidas las aportaciones a planes de pensiones.

Con todas estas deducciones, podremos calcular la parte total a deducir.

Y si, tal y como estaréis suponiendo, al total devengado o bruto que encontrábamos en la “cara más amable de la nómina” debemos de restarle este total a deducir para, por fin, conocer la cantidad que realmente es ingresada en nuestra cuenta a cambio de nuestro trabajo realizado en una empresa. Y esta cantidad será el líquido o neto que nos llevaremos al bolsillo.

Resumiendo…

Una nómina incluye todos los beneficios que genera nuestra actividad en una empresa de forma mensual conformando así el salario bruto del cual, se deduce una parte generalmente destinada a la Seguridad Social y al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas obteniendo así la cantidad líquida o salario neto que finalmente cobramos por nuestro trabajo.

Espero, querido lector, que una vez hechas las presentaciones, puedas entender mejor tu nómina y tu retribución final siendo consciente de dónde se encuentra el resto de tu dinero.

Y por si aun tienes dudas sobre el funcionamiento de una nómina, mediante esta calculadora podrás obtener personalmente tu sueldo neto.

En primer lugar, nos encontraremos con los datos de la empresa y nuestros datos como trabajador.

Tras los datos, la nómina cuenta con una serie de conceptos que modificarán el salario final percibido. Estos conceptos que incluye vienen en forma de complementos que aumentarán nuestro salario y, por otro lado, una serie de deducciones (esto ya nos gusta menos) que harán mermar la nómina de manera considerable. Por tanto, nuestro esquema mental sobre cómo funciona una nómina debería de ser el siguiente:

Y ahora, nómina en mano, pasemos a realizar una clara división.

Podemos tratar los conceptos en dos grandes grupos, el primero lo reservaremos para los devengos, es decir, para la parte compuesta por la cantidad monetaria recibida a cambio de nuestra actividad salarial. Y a continuación, las deducciones, que son descuentos sobre nuestra retribución inicial determinados por una serie de porcentajes indicados en el concepto de la nómina.

Tras aclarar este primer punto, pasemos al meollo en cuestión; ese recuadro compuesto de columnas de texto y numéricas de las que esperamos extraer lo más importante: ¿Cuánto he cobrado este mes?

¿Qué es el proceso de compensación por sueldos y salarios?

 

El sistema de liquidación de valores DALI, operado por Indeval, comenzó a funcionar a fines de 2008 y representa una mejora importante en comparación con el sistema de liquidación de valores anterior. DALI liquida más de 70% del volumen total procesado por los sistemas de pago y de liquidación y compensación de México. Los dos mercados financieros principales en México son la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para renta variable, y MexDer para derivados.

Contraparte Central de Valores (CCV) compensa las operaciones de la BMV en su calidad de entidad de contrapartida central (CCP), mientras que Asigna es la CCP para las operaciones del MexDer. BMV, MexDer, CCV, Asigna así como Indeval pertenecen a la misma compañía tenedora, Grupo BMV. El Sistema de Atención a Cuentahabientes (SIAC) administra la provisión de liquidez y las cuentas corrientes de los bancos con el banco central. SIAC también administra las cuentas de entidades gubernamentales que por ley tienen que mantener con el banco central. Cecoban, una empresa de bancos, opera la Cámara de Compensación Electrónica Nacional (CCEN), una cámara de compensación automatizada.

La CCEN procesa y compensa transferencias electrónicas diferidas de fondos, cheques y débitos directos. SIAC finaliza la liquidación que comienza en la CCEN. Casi todas las tarjetas de crédito y débito están afiliadas a Visa o MasterCard. Sin embargo, dos procesadores domésticos cuyos dueños son bancos, Promoción y Operación, S.A. de C.V. (Prosa) y E-global, procesan y compensan todas las operaciones con tarjetas de crédito. El banco central tiene el mandato de fomentar el buen funcionamiento de los sistemas de pago. Para lograrlo, requiere que los sistemas de pago sistémicamente importantes cumplan con los principios básicos para sistemas de pago sistémicamente importantes del Comité de Sistemas de Pago y de Liquidación (CSPL). Asimismo asegura que los sistemas de liquidación de valores y contrapartes centrales cumplan con las normas relevantes de CPSSIOSCO.

Instituciones

El Banco de México, el banco central, es una entidad pública legalmente incorporada y sujeta a la Ley del Banco de México. Es responsable de la política monetaria y funge como regulador, operador de mercado, proveedor de liquidez y prestamista de última instancia dentro del sistema financiero. La Ley del Banco de México establece como uno de los principales objetivos del banco central garantizar la debida operación de los sistemas de pago. La Ley otorga al banco central amplia autoridad para regular los sistemas de pago, compensación y liquidación. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es la oficina del ejecutivo encargada de definir e instrumentar la política fiscal, económica y financiera del país. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es una agencia de la SHCP. Es el principal supervisor y regulador de la banca comercial y otras entidades financieras.

Aspectos legales generales

La Ley de Sistemas de Pagos (LSP) regula la compensación y liquidación de órdenes de transferencia en moneda nacional y extranjera relacionadas con operaciones de valores. La LSP otorga al banco central poderes exclusivos de vigilancia, supervisión y sanción sobre los sistemas de pago, compensación y liquidación y sus operadores. Esta autoridad también incluye los sistemas que liquidan efectivo y valores. Cada año el banco central debe publicar por ley una lista de los sistemas que pueden incluirse dentro del ámbito de la LSP. El banco central debe determinar los sistemas que pueden considerarse dentro de los parámetros obligatorios, tales como el número de participantes y volumen de transferencias.

Según la LSP, todas las órdenes de transferencia en moneda nacional o extranjera o transacciones de valores liquidadas en un sistema registrado como un sistema de pagos sistémicamente importante son firmes, irrevocables y de cumplimiento obligatorio.

Por otra parte, los fondos de los participantes de sistemas de pagos que están depositados en una cuenta no pueden ser jurídicamente asociados al principio de operaciones diarias hasta que las obligaciones de pago hayan sido liquidadas. De hecho, las garantías registradas para proveer liquidez intradía no pueden estar asociadas hasta que las obligaciones de pago garantizadas hayan sido liquidadas. Un corolario de estas reglas es que no existe “una regla hora cero” bajo la LSP ni bajo la Ley de Quiebras o Bancarrota. La LSP igualmente establece los requerimientos para los acuerdos de compensación de saldos. El efecto de las compensaciones de saldos es sustituir un crédito neto u obligación de pago por los derechos y obligaciones originadas por las órdenes de transferencia. Por lo tanto, un acuerdo específico entre las contrapartes de un pago no es necesario para permitir la compensación.

Fuentes:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s